Vivir desde el cambio

Categorías Entre líneas, Esencia
Niña Sombra Contraste Cambio

Siguiendo un poco la línea de la impermanencia y gracias a una magnífica sugerencia que recibí, hoy les quiero contar cómo vivir desde el cambio y tener una actitud de cambio.

Y es que siiii que bonitos los cambios, algo emocionante cada día, me renuevo! Maravilloso! La la la la la… ♪♫ Hasta que un día, sin preaviso alguno, eso que daba por sentado ya no está, y me cae igual de bien que una patada en el estómago, por no decir otra cosa…

Y es que los cambios son bienvenidos hasta que nos dejan de gustar. ¿O no?

Mientras el cambio no toque el tema seguridad, todo bien… Casa, trabajo, familia, pareja, ego, vida, ahí es cuando la cosa se pone peliaguda, porque nos despierta del sueño, rompe nuestras estructuras y caemos en la realidad de la impermanencia de las cosas, de lo que no controlamos.

Entonces ¿cómo vivir desde ese cambio constante para transitarlos de la mejor forma y dejar de sufrir por eso que no podemos cambiar? Aquí algunas sugerencias que aplico cada día:

1. Evita la expectativa

Las expectativas fijas de cómo deberían ser las cosas, no nos sirven de nada. Si vivimos en un mundo cambiante así mismo serán los resultados que veremos externamente. Por otro lado, una actitud expectante nos puede ayudar a estar atentos para anticipar esos cambios o resultados inesperados y responder de la mejor forma ante ellos.

2. Acepta lo que es

“Es lo que hay”, me encanta este dicho Español, lo uso para recordarme que sí, esto es lo que hay ahora mismo, por ende lo acepto. Y ojo, este aceptar no tiene nada que ver con resignarse, sino validar y reconocer la situación actual y a partir de ahí decidir.

3. Recuerda que nada es para siempre

Ni lo bueno, ni lo malo es permanente, todo va a pasar tarde o temprano. Entre menos nos apeguemos a lo que “creemos que debería ser”, más fácil será aceptar lo que es.

4. Si no me gusta lo cambio

Hazte esta pregunta desde la responsabilidad ¿Qué puedo hacer yo para mejorar esta situación? ¿Qué es lo que no te gusta realmente? ¿Te has puesto a pensar? A veces no es tan difícil, solo que lo hacemos difícil. Si no te gustan los resultados que obtienes entonces hay que cambiar algo. «Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.» -Albert Einstein

5. Y si no puedo cambiarlo, me cambio

Cuando no puedo cambiar lo externo, siempre tengo la capacidad de cambiar YO. Mi manera de pensar acerca de lo que ocurre, mi forma de actuar y responder ante ello. ¿Cómo me lo estoy tomando? Si hay cosas que no son fáciles de digerir entonces tenemos que pensar que habría que quitar para que fuera más fácil, pero no afuera, sino dentro. ¿Qué pensamiento me está limitando? Remueve lo que te estorba y será más fácil llevarlo. «Ya que no podemos cambiar la realidad, cambiemos los ojos con que vemos la realidad.» -Nikos Kazantzakis

6. Pero sobretodo, mantente presente

El enfoque en el momento presente ayuda a mantenerse centrado y con una óptica de observador en cualquier circunstancia, sobretodo en las más difíciles, ya que cuando estás en modo observador, te desapegas de lo que sucede y solo observas, y aunque para muchos no es nada fácil, se crea una cierta distancia entre el que observa y las emociones que surgen, por ende se fortalece la presencia y se da lo que llamamos calma, la cual nos permite atravesar cualquier situación desde un lugar más pacífico.

7. Y sácale el mayor provecho a cada circunstancia

Si hay algo que he aprendido en esta vida es que cada situación viene cargada de un “pack de experiencia”, en algún momento fui hasta un poco friki porque siempre le buscaba la 5ta pata al gato, obsesionada con las interpretaciones y enseñanzas que me traía cada situación que vivía. Y es que si por un momento dejamos de ponerle cargas negativas y positivas a lo que vivimos, lo que queda son solo experiencias; circunstancias que nos presenta la vida para aprender de ellas. No hay aprendizaje sin experiencia, es completamente necesario que vivamos en carne propia para poder transformarnos e integrar el aprendizaje. Así que ver lo que nos sucede como una oportunidad para expandirnos es clave para una actitud de cambio.

¿De qué forma vives tú el cambio?

Foto: Plaza Mayor, San José, Costa Rica

Facebook
Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Adriana Lopez. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.