Berlin Museum

Este término «Empath» me viene en inglés, creo que porque no me identifico con la traducción, empático, o simplemente porque las fuentes que más hablan de esto son en inglés. Anyways, bienvenid@s a mi spanglish. El tema es que es algo relativamente nuevo para mi, un término que conocí hace un par de años o más; pero qué barbaridad, cómo me identifiqué desde el momento UNO y qué claridad me dio… Ok, lo explico.

¿Qué es un Empath?

Según la definición de Psychalive, los empaths o empáticos, son individuos que tienen una alta sensibilidad, poseen una aguda habilidad de percibir y sentir lo que las personas alrededor de ellos piensan y sienten. En fin, tienen un alto nivel de empatía. Ahora, el punto crucial de esto es que muchas veces tienen problemas en discernir cuando las sensaciones son propias o ajenas, e incluso pueden llegar a percibir el dolor ajeno como algo propio.

Esta ha sido mi vida, y ¿cómo es posible que yo haya pasado casi 30 años sin saberlo?! Es casi increíble que no enseñen estas cosas en las escuelas, desde sexto grado deberían empezar a incluir principios básicos de psicología aplicables a las edades tempranas, o ¡incluso antes! Qué fácil hubiera sido mi vida si yo hubiera entendido desde pequeña que lo que sentía no era mío sino de los otros que estaban a mi alrededor. Es que de verdad, las emociones y sensaciones vienen con potencia, nosotros los empáticos somos altamente sensibles, lo que se percibe como algo normal nosotros lo percibimos en una intensidad nivel Dios.

En la piel de un Empath

No sé si soy yo, o le aplica a todos, pero lugares muy abarrotados de gente, sobretodo si son cerrados son una verdadera pesadilla, sobretodo si no eres consciente de ello. Muchas veces me ha tocado ir a fiestas o reuniones en casas o en bares cerrados y desde que entro ya me quiero ir. Como antes no lo entendía era más complicado pero ahora comprendo que es fácil cargarme con la energía o emociones, que se mueven en esos lugares, sobretodo si no hay espacio para respirar.

Recuerdo, una de las últimas veces que me reuní en un grupo de chicas dentro de una casa. Típica pijamada de adolescencia, pero en este caso con chicas de entre 30 y 40 años. El tema central era claramente: hombres, y así fue todo el fin de semana, hablando de hombres y sexo en una alta intensidad. Nunca me olvido cuando salí de ahí, tenía una ansiedad que casi me vuelve loca. Y es que no era miaaaa!!! No era mío lo que cargaba, fue todo lo que se movió ahí. Me sentía como una de esas raticas sedientas de sexo, que cuando les llega la época de apareamiento, follan tanto que mueren a los días de inanición, jajaja! Pues así estaba mi mente, me tomó un varios días recuperarme y volver a mi normalidad.

Es muy complicado, o por lo menos lo ha sido para mi, el entender cuando es mía la energía y cuando no, lo que me ha ayudado ha sido la soledad y el silencio. Claramente la meditación ha sido de mucha ayuda también, pero sobretodo por el tema de la observación, entender las sensaciones, como estas están ligadas a las emociones y los estímulos que las encienden. Estar en soledad y en silencio me ha permitido observar cual es mi verdadera energía, cuales son mis emociones y cuándo aparecen. Entonces, cuando estás en compañía, es más fácil percibir lo que no es tuyo, ¿por qué? Pues muy fácil, porque ya te conoces.

La clave: El auto-conocimiento

Qué importante el auto-conocimiento, es la base de la vida. Y el problema es que para los que, como yo, hemos estado toda nuestra vida rodeados de gente, hay que extraernos de eso y probar la soledad en profundidad para lograr una perspectiva que nos permita objetivamente saber quiénes somos realmente. A qué reaccionamos, qué nos gusta, que no, que es impuesto y que es nuestro, qué nos nace naturalmente y qué es lo que nos pide el cuerpo. Es tan importante, incluso para relacionarnos, si lo que queremos es construir relaciones sanas, y esto aplica no sólo para empaths ¡ojo!.

Si queremos crear relaciones sanas y constructivas, es imprescindible conocernos, saber qué es nuestro y que no, y dejar de poner emociones e historias en los otros que no les pertenecen. Tomar R E S P O N S A B I L I D A D. Sí, esta es clave. Cuando tomamos responsabilidad de nuestras acciones, o al menos estamos abiertos a hacerlo, es el comienzo del fin de una vida de victimismos y reproches.

Me encantaría saber si te identificas… ¿Cómo lo vives? ¿Cómo ha sido ser empath para ti? ¿Qué te ha ayudado? Comparte y crezcamos juntos.

Love and awareness for all beings

Foto: Berlinische Galerie, Berlin, Alemania

Facebook
Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Adriana Lopez. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.